viernes, mayo 27, 2005

què voleu?

vols que et rigui les gràcies,
et respongui les preguntes
i hi sigui quan em necessites,
vols que rigui quan tu rius,
que sigui al teu costat quan ploris
i que no em queixi
si no vens a mi.

vols que et vulgui
però tu no em vols.
Vols dir?

miércoles, mayo 25, 2005

no puc respirar

em falta l'aire
i un nus
a la gola
em diu que no hi ets
que alguna cosa passa

jueves, mayo 19, 2005

no hi ets

et busco
i no hi ets
et crido
i no respons
t'espero
i no vens.
No hi ets
no hi has estat
mai.

jueves, mayo 12, 2005

i just...

tú duermes tranquilo
sumido en el dulce letargo del guerrero
mientras yo
despierta
busco y busco en mi conciencia
algo que justifique tu existencia

Pero nada encuentro.

Así que no existes.
Y punto.

domingo, mayo 08, 2005

.com

mi declaración fiscal

... qué desperdicio de juventud!
deberíamos poder declararnos "inhabilitados temporalmente por encuentro de amante perfecto", crees que en hacienda querrán crear esta exención?
te imaginas las inspecciones? ja!:
"hola, qué tal, mire, vengo a comprovar que es verdad que usted a encontrado a su amante y por esos debe dejar de trabajar hasta que vuelva a cambiar de situación y pueda ser capaz de dedicarse a producir para la sociedad de nuevo"
"Ah, muy bien, pase, pase..."
"Gracias. Podría ver cómo follan ustedes? Disculpe el atreviemiento, pero es un trámite que nos obligan a realizar"
"Cómo no!" y entonces empezaríamos, con el / la -lo que prefieras- inspector/a mirando si realmente nos llenamos el uno al otro.
"Bueno, y qué le ha parecido?" le diría yo, a los que la persona inquisidora de hacienda respondería
"Pues muy bien, sólo un par de preguntas más y terminamos. Frecuencia? Deseo?
Horas del día dedicadas a la actividad? Y a pensar en ello? (pausa para que anotara nuestras respuestas, mientras nos miramos de reojo y ya pensamos en el próximo, cuando nos dejen solos de nuevo). Pues muchas gracias, creo que conseguirán la exención en un par de días. Sólo me queda recordarles que pueden olvidarse de trabajar hasta que se les pase el deseo mutuo.
Buenas tardes, y que follen ustedes bien!"

Y así seguiríamos enganchados justo después de cerrar la puerta porque, claro, no nos habríamos poodido aguantar y habríamos empezado de nuevo antes de que el/la inspector/a hubiera terminado sus palabras.



Pequeño escrito veraniego que en su momento tuvo mucho éxito.
Ahora ya se puede publicar. Espero que almenos os hayáis reído ;) bsos a tots!

viernes, mayo 06, 2005

amics

tenir un amic no és una broma, no és fer una càsting per al personatge secundari de la teva vida, i costa molt mantenir-los (no materialmet, sinó l'esforç emocional)... per això n'hi ha tant pocs i tants que fallen.

miércoles, mayo 04, 2005

now I understand...

Your Seduction Style: Siren / Rake
You possess an unbridled sensuality that appeals to many.The minute you meet anyone, you can make the crave you almost immediately.You give others the chance to lose control with you... spiraling into carnal bliss.A dangerous lover, you both fascinate and scare those you attract.

martes, mayo 03, 2005

Marguerite Duras..?

hay un cuento de la Duras, creo, que de entre todos sus Relatos orientales es el que siempre me emocionó, incluso me hizo llorar en alguna ocasión.
El cuento explica la historia de una concubina de palacio enamorada del emperador, uno muy poderoso y muy guerrero (y muy machista, como todos los de su casta en los cuentos). Vivían juntos en palacio hasta que, un buen día, la concubina dejó de ser tan joven como antes y el emperador dejó de mostrar interés por ella. Al cabo de un tiempo llegó una nueva concubina a palacio, más joven y bella, y el emperador se deshizo en atenciones hacia la nueva, dejando a la enamorada concubina abandonada. Ésta, viendo que la situacón sólo podía empeorar y sabiendo que el emperador nunca la volvería a amar dejó el palacio.

Al cabo de los años, y vivendo sola y vieja en la montaña, la antigua concubina se encontró con un viejo herido en un camino y se lo llevó a su cabaña para curarlo. En seguida se dio cuenta que se tataba del emperador, anciano y caído en desgracia, y volcó en las curas todo su corazón.
El emperador se recuperó y se quedó, para terminar la vida, en la cabaña de la vieja, a quien nunca reconoció.
Momentos antes de morir ella le preguntó cuál era el recuerdo, de lo vivido, que más alegría le producía. Él le dijo que el amor, y le enumeró a todas las concubinas que había tenido, una por una, por sus nombres. Sólo olvidó uno: el suyo.